22/05/2014
Entrevista con el villano de Los Archivos

Roberto Farías: “Sentí lo que es no tener miedo”

El actor que interpretó a Marcelo Alarcón en "Los Archivos del Cardenal 2" explica lo “sanador” que fue para él encarnar a un personaje inspirado en Álvaro Corbalán, que no le temía a nada y que “se pasó por la raja a todos”. Además, habló de su poca difundida faceta de director de cine y de su monólogo “Acceso”.

Son pasadas las seis de la tarde en Plaza Ñuñoa y Roberto Farías espera esta entrevista departiendo con sus amigos, entre ellos su colega Claudio Olate. Es su segundo encuentro de la tarde con un medio de comunicación.

Y es que el actor que “se robó la película” con su personaje Marcelo Alarcón en la segunda temporada de Los Archivos del Cardenal tiene tiempo para todo: para atender a la prensa, para compartir un trago y para seguir creando con su inquieta personalidad, prácticamente todo en el mismo momento y lugar. Y aunque se encarga de aclarar que él no es como Marcelo Alarcón, traspasa en gran medida esa intensidad a su personaje.

Roberto Farías: “Sentí lo que es no tener miedo”

Durante la conversación, Farías develó varios “secretillos” de su interpretación de un agente de la CNI en la serie de TVN, repasó su carrera - que incluye personajes tan variados como el mismo “Marcelo Alarcón” en Los Archivos del Cardenal, “Pancho” en El Reemplazante I o “Checho” en la teleserie “Los exitosos Pells” - y se dio el tiempo hasta de fijar su posición respecto al debate económico-social que se desarrolla en el Chile actual y que él aborda en el monólogo “Acceso” que presenta por estos días en el Teatro La Memoria.

El canto de Álvaro Corbalán

Roberto Farías cuenta que el personaje Marcelo Alarcón, inspirado en el ex jefe operativo de la Central Nacional de Informaciones (CNI), Álvaro Corbalán, tuvo que construirlo en menos de dos semanas, cuando Nicolás Acuña, director de Los Archivos del Cardenal, le confirmó que lo encarnaría tras algunos inconvenientes que casi lo dejan sin papel.

Roberto Farías: “Sentí lo que es no tener miedo”

Agrega que no encontró ningún material audiovisual que le sirviera como referente del mayor (r) del Ejército - que cumple condena por varios crímenes de lesa humanidad en el penal de Punta Peuco -, salvo un audio que se reproduce en un video de Youtube de 2008, que muestra el lanzamiento de su libro “Anécdotas de mi General, las que viví y las que me contaron”.

“Es un audio donde habla un poco y canta una canción”, comenta Farías. “Entonces lo tuve cantando, hablando y después se manda una talla que metí en Los Archivos del Cardenal…  ahh y antes leen un poema que él escribió a la mamá. Y él dice bueno, ‘acá estoy en una celda más ordinaria que el champú de la violeta Parra’. Y lo puse (el chiste) cuando estoy torturando a un frentista”, agrega el actor al tiempo que señala que  cuando incorporó la broma como parte de la escena, todos en el set se sorprendieron por su salida de libreto.



¿Se te ocurrió en el momento o habías hecho antes tus ajustes al guión?

“Lo que pasa es que yo cambio siempre. En todas las pegas que yo hago a mí me gusta hacerlo, porque yo escribo mucho y me gusta apropiarme de los textos. A veces está tan bien escrito y está tan ‘al callo’ que no necesito manipularlo mucho, pero otras, no es que esté mal escrito o que sea deficiente, pero te da la posibilidad de inventar más cosas”.

¿Y cuánto tardaste en que te saliera el personaje?

“¡Altiro!. Es que es un personaje que no tiene control y como yo vengo del teatro uno siempre quiere impresionar a la gente que está ahí... los primeros que te tienen que comprar que eres malo y que eres ese personaje es la gente cercana: tu coleguita actor, el equipo técnico, el cámara… tienen que quedar peinados para atrás”.

Old vs New School
El villano de Los Archivos del Cardenal ya tiene en el cuerpo nueve películas como actor y dos como director:  “Quiero Entrar” y “Bareta”. Y es que sabido es en su círculo más cercano que le gusta escribir y dirigir sus propias historias.

Los dos filmes dirigidos por Farías escapan a lo que la industria criolla nos tiene acostumbrados a ver, con escasísimo presupuesto y ajenos a los estándares tradicionales de producción. Sin ir más lejos, “Quiero entrar” no tiene guión y fue filmada en formato MiniDV en el departamento de Roberto Farías.

“Conozco muchos cineastas – dice - que han hecho una pura película en su vida y están ahí arriba y los conocen… o mucha gente que anda con un guión y como que les da miedo. Yo me siento muy orgulloso de ya tener dos películas, que a lo mejor no conoce nadie, pero no importa, porque ahora voy a hacer la tercera y tengo mi forma de trabajar, que es básicamente desde la confianza, sin explotar a nadie, con bajo presupuesto, estar bien outsider y no pedirle permiso a nadie”.

Roberto Farías: “Sentí lo que es no tener miedo”

¿Crees que hay mucha queja en el ambiente en lugar de simplemente atreverse a hacer cine?

“Está la “Old School” que cree que mis películas son una mierda o que no son cine, porque pareciera que el cine debiese manejar mucha plata y tuviera que hacerse con una cámara especial y el guión muy pensado y pasárselo a doscientos ‘huevones’ para que te digan que está bueno. Yo no le muestro mis ‘huevás’ a nadie y la película no se la muestro a ningún director de cine; sí a amigos actores, a gente que no conozco, a mi sobrino, a mi hija y vamos para adelante, porque también soy muy ansioso y no podría soportar un proceso muy largo”.

¿Y has encontrado más gente de esta “New School”?

“¡Siiii…! José Luis Sepúlveda, del Feciso, los mismos cabros estudiantes, en conversaciones, que como que se inspiran porque siento que tienen la misma preocupación o miedo que uno cuando estudió teatro: a dónde voy a trabajar. A los cabros los tienes estudiando cine 5 años y es como estudiar para astronauta, no saben qué van a hacer al final y si tienen que levantar una película tienen que ganarse el Ibermedia o el Fondart. Yo sé que tengo el ‘caraderajismo’ y no vivo de esto, pero si alguien vive del cine, sin duda debe tener una productora, generar la telaraña, los contactos y la repercusión”.

Revolución Armada: el verdadero cambio social

¿Fue calculado el momento para estrenar tu monólogo "Acceso", que aborda la desigualdad, justo cuando se está debatiendo el tema en Chile?

“No, porque Pablo (Larraín) me persiguió mucho rato porque esto fue a partir de unas improvisaciones que yo hacía, así como en la vida real, en ciertos lugares. Él se inspiró y dijo que podía convertirse en una obra de teatro y empezamos a avanzar; a veces retrocedíamos. Entonces lo mágico y lo bonito es que nunca pretendimos ni esperamos nada de la obra; nunca pensamos que se iba a convertir en el éxito que es ahora. Pero hay una marginación desde que el mundo es mundo, no es que ahora esté en boga, siempre ha existido, antes de la democracia y después de la democracia. Esa brecha ha estado siempre. (El personaje de "Acceso") es de una marginalidad extrema, pero toda la gente sufre de esa falta de acceso”.

Roberto Farías: “Sentí lo que es no tener miedo”

Y más allá de la obra, ¿crees que las transformaciones legales, como la reforma tributaria o el cambio en educación, son la manera de atacar el problema?

“Yo creo que va más por el lado de creerle a toda esta gente nueva que está inyectando otra fuerza y otra energía en el Parlamento, porque lo terrible es que los verdaderos cambios sociales son con revoluciones armadas, cortas. Lo de Pinochet fue una revolución y así bajó a todos sus adversarios y así le resultó a la derecha y a los empresarios”.

¿No es una utopía terminar con la desigualdad, romper esa falta de Acceso?

“Yo creo que mientras existan los ricos y este poder económico en Chile y este ‘dinosaurio’ que aplasta y aplasta y que si se siente muy amenazado va a llamara a Estados Unidos para que nos hunda a todos, no va a avanzar, no va a progresar y los pobres vamos a ser siempre pobres y los ricos van a ser siempre ricos y no va a pasar nada”.

Por Andrés Silva Miranda

Entrevista: Andrés Silva
Cámara y Edición: Natalia Morales

 

También puedes ver:

- Benjamín Vicuña: ""Me aproximo bastante a lo que fue Ramón Sarmiento"

- Así se grabó "Los Archivos del Cardenal"

- Francisco Reyes: "Como actor me interesa recorrer la historia del país"

- Los casos reales de "Los Archivos del Cardenal 2"

 

 

 

 

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5