Saltar publicidad

Cerrar

Informe Especial: Depredadores al acecho, explotación sexual en la puerta de un hogar de niñas

21/08/2021

En este segundo capítulo de una nueva temporada de Informe Especial, se ecudriña el fenómeno de las redes de Explotación Sexual Comercial que acecharon a niñas y adolescentes.

Este capítulo escudriña el fenómeno de las redes de Explotación Sexual Comercial que acechan a niñas y adolescentes que viven en residencias bajo la protección del Estado.

Los nombres de las víctimas fueron cambiados para proteger su identidad.

Los inicios de la residencia Anita Cruchaga

Es mayo del 2018 en el sector de Recreo en Viña del Mar y comienza a funcionar la residencia piloto del Hogar de Cristo Anita Cruchaga.

"Era una casa preciosa puesta al servicio de las adolescentes, de las niñas", declara Carlos Vöhringer, Director Técnico Nacional Hogar de Cristo.

En su construcción su objetivo es armar un ambiente familiar para solo 10 niñas con espacios comunes amplios y habitaciones que podían decorar ellas mismas.

"Yo decía que era una casa de niñas cuicas, que teníamos plasma, música, calefacción en las piezas, cama hermosa, era muy lindo como era la casa en sí. "Sara", hoy con 18 años y desde los 9 ha pasado por cuatro hogares incluyendo el CREAD de Playa Ancha.

"Nunca he podido estar en una casa por dos o tres años manteniéndome firme ahí, he estado como gitana" declara "Sara", en tanto sus 9 compañeras de entre 12 y 17 años arrastran historias similares.

Por ello el tutor psicosocial residencia Anita Cruchaga,  Óscar Chávez, puntualizó que "niñas golpeadas por la vida, desde la cuna, situaciones de abandono, de maltrato, no solo físico ni mental, sino que sexual y eso se nota en sus formas relacionarse, de vivir"

En esa fecha el programa piloto es mucho más que una casa bonita ubicada en un buen barrio de la ciudad jardín, con el Anita Cruchaga el Hogar de Cristo busca generar un cambio de paradigma, generar un modelo exitoso de residencia de protección para niños, niñas y adolescentes.

Por su parte, Carlos Vöhringer, Director Técnico Nacional Hogar de Cristo confirma que su creación fue "efectivamente con un modelo mucho más terapéutico que acogiera las historias de trauma, trabajar de manera más profunda, acompañar de mejor manera los procesos, se hizo un trabajo importante para elevar el estándar y el modelo de trabajo con los niños y niñas”.

Comienza la red

"Nos advirtieron de eso cuando abre Anita Cruchaga, nos dijeron que era muy probable que pronto llegar a una red de explotación sexual, porque llegaban como abeja a la miel", detalla Paula Millar, técnico social residencia Anita Cruchaga.

La advertencia se concreta, grupos de adultos contactan a las adolescentes por redes sociales, en la calle y en la puerta de la propia residencia. 

“Cuando las niñas empiezan a llegar con cosas nuevas, ropa nueva, teléfonos se levantan las alertas”, declaró el Director Técnico Nacional Hogar de Cristo.

Las salidas no autorizadas y abandonos de la residencia por parte de las niñas son cada vez más recurrentes. “Ellas llegaban a las 9, 10 de la noche donde estuvieron, anduvimos dando vuelta en las micros y ahí empezamos. El Daniel nos subió a la micro del tío y ahi hacen recorrido y hablaban tanto de Daniel Cerda, un día las chiquillas venían bajando y ahí lo conozco, lo miré y caché que era sapo de las micros", agrega Paula Millar.

Daniel Cerda Bustos tiene entonces 22 de años según consta en la acusación de la Fiscalía de Valparaíso es él quien engancha a las niñas y luego se las presenta a otros colegas.

“A Daniel lo conocí en las micros, cuando estaba en el hogar no tenía acercamiento con mi familia entonces cuando lo conocí a él me refugié mucho”. Sara.

El otro imputado es Jean Carlos, hoy de 34 años, en ese entonces chófer de la micro 484.

El Fiscal Valparaíso, Álvaro Mansilla, agrega sobre esto que “lo que se logra establecer en la investigación es que efectivamente uno de los dos imputados era chofer de una micro y el otro imputado lo ayudaba dentro de los qué haceres de la micro".

 

"Los imputados trasladaban a las adolescentes a distintos lugares de la comuna, incluso de la región, para explotarlas sexualmente en la micro o en otros sectores del poblado. Ambos imputados para efectos de tener relaciones sexuales con las víctimas les daban alcohol, drogas o dinero", agrega Mansilla.

En un informe se establece que cuando "Sara" conoce a Daniel se encuentra en un contexto de suma vulnerabilidad  psicosocial, habiendo ingresado recientemente de una hospitalización psiquiátrica por intento de suicidio.

“Cuando me escapaba me iba con él  y me sentaba en la micro y el mientras gritaba los recorridos de las miros, yo sentía que estaba con alguien, me distraía y en cada garita nos fumábamos un cigarro, nos reíamos”, indica "Sara". 

“Él sabía que era menor de edad, que había sufrido graves vulneraciones, sí y que tenía una importante necesidad de cariño, tenía 16 cuando lo conocí”, puntualiza.

Por ello el Fiscal de Valparaíso detalla que “hay un grado de desamparo por parte de las víctimas y los imputados se aprovecharon de se desamparo por varias cosas, ellos tenían pleno conocimiento que las víctimas vivían en residencia Sename, que las víctimas no tenían apoyo familiar y finalmente que habían sufrido graves vulneraciones en su adolescencia" .

El perfil de la explotación sexual comercial

La Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes ESCNNA es una de las formas más atroces de abuso de poder por parte de un adulto que contempla la utilización de una persona menor de 18 años con propósitos sexuales a cambio de dinero, especies, protección o favores.

La Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, añade que “nuestra propia legislación vigente en el código penal no habla de explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, sino que usa el concepto de prostitución infantil”.

“No es prostitución infantil porque ningún niño puede decidir voluntariamente someterse a una situación de violación”, enfatiza Muñoz.

Denisse Araya Directora Ejecutiva Corporación ONG Raíces agrega que, “hay una visión frente a la explotación de la chica prostituta, entonces es su culpa, se fue por el camino fácil, lo hace porque quiere, es muy terrible porque las niñas deben lidiar con una sociedad que las apunta con el dedo”. 

Denisse trabaja hace más de 20 años con adolescentes víctimas de explotación sexual comercial dice que, “Hay una cosa que se repite y es sistemática que es que las niñas han vivo un desamor permanente”.

El 74% de las niñas decía que ellas entraron por seducción, por manipulación efectiva.

Desde el programa “Mi Abogado” dependiente del Ministerio de Justicia y a cargo de la representación jurídica de casi 9 mil niños bajo la protección del Estado aseguran que en su experiencia hay un perfil que se repite.

Verónica Pincheira, Coordinadora Nacional Programa "Mi Abogado" detalle que son “abusadores que saben donde están las residencias, saben que los niños van a buscar determinadas cosas que los va a favorecer, hemos encontrado varias redes que tienen que ver con los abandonos de sistemas de las residencias que hacen niños niñas y adolescentes, entonces para trasladarlos les piden favores sexuales”.

Óscar es sociólogo y cuando suceden los hechos se desempeña como educador de trato directo en el Hogar Anita Cruchaga, apuntó que “era un lugar de encuentro de nuestras niñas de aquel tiempo, donde se juntaban con su explotadores sexuales. Se trataba de micreros, de gente que estaba ligada al rubro”.

La presencia de la red llega al Anita Cruchaga

En esos primeros meses la casa funciona con una inédita política de “puertas abiertas” una característica innovadora de este hogar modelo que apunta a establecer horarios y rutinas pero tambien persmisos para salir.

“La residencia no es una cárcel, estas niñas necesitan por otro lado un espacio que las proteja pero al mismo tiempo que vaya promoviendo su autonomía”. Carlos Vöhringer, Director Técnico Nacional Hogar de Cristo.

“El Hogar de Cristo con su escuela de formación nos capacitó bastante” declaró Paula Millar, técnico social residencia Anita Cruchaga.

Por ello "Sara" comenta que “los educadores de trato directo eran muy buenos, tenía un 'feeling' y a algunos les decía mami”

Una de las 'mamis 'a las que "Sara" se refiere es Paula Millar, en ese momento estaba a cargo del turno de noche, cuenta que con distintas estrategias buscan retener a las niñas, pero ganan los explotadores.

“Compremos algo rico, cantemos, te cepillo el pelo, no te vayas hace frío hay riesgo en la calle”, comenta que les decía Paula.

Con puño y letra el personal de turno anota cuándo una niña llega con ropa nueva, consumo o dinero, horario de ingresa y salida y cada relato, con quién estuvieron, a dónde fueron.

No es solo Sara, también sus compañeras escapan. “Le preguntamos a los Carabineros si nos podían ayudar en eso y me respondieron que para que si ellos se la iban a llevar ese día y se iban a volver a arrancar”, comenta la técnico social de la residencia.

A partir de julio de 2018 esta residencia solicita a los Tribunales de Familia cautelares de prohibición de acercamiento en contra de 6 individuos adultos que estarían utilizando a las niñas sexualmente.

También inician la coordinación con el Sename regional, Carabineros y la PDI para hacer efectivas dichas medidas.

Las puertas del Hogar Anita Cruchaga se cierran con llave.

Cómo operaban los de la red

“No son niñas que lleguen pidiendo auxilios, 'estoy siendo explotada', al contrario más bien estas niñas lo ven como positivo, un adulto le está prestando atención, para ella en un primer instante incluso esto de cerrar las puertas, de ponernos más restrictivos con ellos les causa malestar”, indica Carlos Vöhringer, Director Técnico Nacional Hogar de Cristo.

Hay otros adultos aparte de los micreros y parrilleros. “Hay otra red con mucha droga, son otras personas”, cuenta Óscar Chávez, tutor psicosocial residencia Anita Cruchaga.

Un vecino capta imágenes desde su patio. “Ve que las chiquillas están bailando semi desnudas y habían viejos con terno, no era una red rasca”. dice Paula Millar, técnico social residencia Anita Cruchaga.

“Cuando fuimos a buscarlas las chiquillas estaban drogadas, en súper mal estado y condiciones”, comenta Óscar Chávez, tutor psicosocial residencia Anita Cruchaga.

Poco tiempo después otros adultos no identificados trasladan a una de las niñas a Quilpué, donde habría sido víctima de violación grupal.

Apenas tres meses después de la apertura del hogar denuncian que casi la totalidad de las niñas del Anita Cruchaga son víctimas de explotación sexual comercial por parte de individuos que actúan solos en la red de parrilleros y micreros o en otros grupos articulados con ese fin. 

Todo el trabajo que se hacía ahí se iba al tacho de la basura porque no solo estaba la red e explotación sino que los que tenían que responder no responden, lentos, neglicentes, mirada machista frente a este fenómenos" enfatiza Carlos Vöhringer.

En un nuevo intento por perseguir a los culpables, el  Hogar de Cristo y el Sename regional presentan en noviembre de 2018 dos querellas criminales en contra de los seis adultos denunciados y todos aquellos que resulten responsables por los delitos de obtención de servicios sexuales de menores de edad y desacato.

Además solicitan a la Fiscalía de Viña del Mar que despache una orden de investigar.

“Que se produzca captación de niñas del sistema proteccional, es realmente inaceptable porque están en esas residencias para ser protegidas de vulneraciones que han sufrido previamente”, asegura la Defensora de la Niñez.

Estas querellas no prosperan. 

Se intenta contactar a "Laura", ya que según se establecen en los antecedentes del caso, ella es una de las seis víctimas de la red de explotación sexual y comercial de micreros y parrilleros que operó en las puertas de la residencia Anita Cruchaga. Laura declara que tuvo una relación con Daniel Cerda antes y al mismo tiempo que "Sara".

"Laura" cuenta que apenas llega una niña, Daniel Cerda, la contactaba por Facebook o Whatsapp. Recuerda que de inmediato el parrillero invita a las nuevas a subirse a las micros para “carretes”.

Quien informa y termina actuando como nexo entre los imputados de la red y las demás niñas es una de las compañeras de residencia, es “Camila”.

Camila en su declaración lo cuenta así:

“Siempre me pidieron que llevara más niñas y todo. Ellos me decían “oye por qué no te traí una amiga’ si no llevaba entonces tenía que tener relaciones con los dos en un tiempo”.

Las niñas comienzan a tener conflictos al interior del recinto. “Tenían estas rivalidades por los viejos”, indica Paula Millar, técnico social residencia Anita Cruchaga.

“Todos los días era una pelea por el Daniel”, agrega "Laura".

La red continúa presente en las niñas: Los tutores y técnicos de la residencia empiezan a actuar por su cuenta

Es abril 2019 y "Sara" está embarazada, va a tener un hijo con Daniel Cerda.

Pasan los meses y las niñas de la residencia siguen siendo víctimas de explotación sexual comercial. La residencia intenta gestiones con Sename, Tribunales de Familia, Carabineros, PDI y la Fiscalía de Viña del Mar a cargo en ese momento del caso, no dan resultados.

“Daniel se sigue juntando con las niñas, sigue siendo el motor de esta red de explotación”. Óscar Chávez, tutor psicosocial residencia Anita Cruchaga.

Por ello, los mismos tutores y técnicos empiezan a actuar por su cuenta.

“Nosotros como brigada de delitos sexuales tomamos conocimiento que existía una posible causa relacionada con facilitación a la psotticiticon al interior de un ogar Sename en particular, había la sospecha que ocurría y a lo largo de la investigación se fue determinando y acotando quienes realmente eran los posibles autores”se refirió la Prefecta PDI, ex jefa Brisexme de Valparaíso, Silvia Barra.

“En este tipo de delito, uno tiene que empezar a constituir prueba con cosas más accesorias, no tenemos una víctima denunciando un delito, porque esa víctima no se siente víctima”, afirma la Fiscal a cargo del caso en la primera etapa, Vivian Quiñones. 

Luego de una capacitación con la ONG Raices, el equipo de Anita Cruchaga logra abordar la situación con las niñas.

Entre el 5 y 7 de agosto de 2019 cuatro de las niñas acuden a la Brigada de la Pdi.

Con la declaración de las niñas el Sename solicita diligencias como la interceptación de teléfonos y agentes encubiertos, ambas son denegadas por la fiscalía de Viña del Mar.

El incendio del Anita Cruchaga

El 10 de octubre de 2019 a las 10 de la mañana, el Hogar Anita Cruchaga arde en llamas. Según testigos el siniestro comienza en una de las habitaciones del segundo piso, minutos después de una discusión entre el equipo y Laura.

“No había llegado hace como dos días a la casa y llegué, no me acuerdo por qué fue la pelea con las tías pero puse música y me cortaron la luz y ahí subí a la pieza”, indica  "Laura".

"Salí y dijo “se tiraron, voy a quemar este hogar, quémalo le dice la Andrea ,y derrepente viene la señora que hace el aseo va subiendo y siente olor a quemado” cuenta Paula Millar, técnico social residencia Anita Cruchaga.

La Fiscalía local a cargo responde que de acuerdo a la pericias realizadas el incendio fue provocado.

“Me da lo mismo si yo sé que yo no fui, mi consciencia está limpia”, responde "Laura".

Los actores involucrados coinciden que hay una relación directa entre la red de la explotación sexual y el fin del Anita Cruchaga.

“Fue mandada por ellos, eso fue así”. comenta Paula Millar, técnico social residencia Anita Cruchaga.

“El incendio fue una pérdida total y volver a levantar eso no había ninguna posibilidad de recurso y además lo que ya estaba pasando ahí, perdimos” declara Carlos Vöhringer, Director Técnico Nacional Hogar de Cristo 

Las niñas son trasladadas

Las niñas son trasladadas a otras residencias del Sename de la Quinta Región se establece que a través de ella la red de explotación sexual de micreros y parrilleros sigue operando.

“Este delito se masifica a otros hogares y coincidentemente tenía relación con menores que salían del Anita Cruchaga y habían dado a otro hogar”, puntualiza la Prefecta PDI, ex jefa Brisexme de Valparaíso, Silvia Barra.

"Emilia" tiene 12 años y lleva un día en una residencia en Valparaíso cuando Daniel la contacta a través de redes sociales.

El 2020 la Fiscalía Regional de Valparaíso decide crear un equipo especial y multidisciplinario en este caso para perseguir a los culpables así comienza la segunda etapa de investigación.

Claudia Perivancich, Fiscal Regional de Valparaíso, señala que “pidiéndole a un fiscal en particular que en este caso es un fiscal de Valparaíso que asuma la investigación y entonces va revisando extras otras investigaciones que existieran estos puntos en común”.

Comienzan las formalizaciones

En poco más de un año de trabajo, la Fiscalía de Valparaíso logra reconstruir la historia de las niñas del Anita Cruchaga.

“Se reunieron más de 100 declaraciones de testigos, de peritos, documentos y otros medios de prueba y sobre la base de esos anteceden, el Minnisterio Público puede acusar a los dos imputados”. Mansilla.

El 10 de septiembre de 2010 Daniel Cerda Buston y Jean Carlos son formalizados. El parrillero queda con prisión preventiva y el chofer con arresto domiciliario nocturno. 

La acusación se presentará por explotación sexual comercial de niños niñas y adolescentes, tal como establecen los tratados internacionales sobre infancia que Chile ha suscrito.

A Daniel Cerda se le suma otro delito anterior a estos hechos del año 2014 por abuso sexual a una niña de 7 años.

La niña, de hoy 14 años, comenta en Informe Especial los abusos que sufrió por Daniel Cerda.

“Sentí como un peso que se me salió de encima, me puse a llorar de la emoción y de rabia”, comenta “Mika” cuando se enteró que éste, cumplía condena.

La psicóloga forense, Milena Roja explica que en el Instituto de Criminología de la PDI han logrado perfilar al tipo de inviduos que cometen estos delitos.

“Son personas con un perfil abusivo y si lo ponemos en términos coloquiales, son cobardes, porque finalmente estás teniendo acceso a un otro que no está en la misma condición de igualdad, es un otro que no va a poder defenderse”.

Los imputados

El equipo de Informe Especial fue la pista de Jean Carlos para confirmar si está cumpliendo con la cautelar de arresto domiciliario nocturno, al encontrarlo, no se quiso referir a la situación. Por ello se contactó a su abogado:

En tanto Daniel Cerda, desde la cárcel tampoco manifestó interés.

Pero según declaraciones del chofer imputado, asegura que nunca supo que las niñas fueron menores de edad, ni que estaban en un hogar del Sename pero reconoce haber tenido relaciones sexuales con Camila y Sara señala Jean Carlos.

Por la parte de Daniel Cerda, este señala que con "Sara" tuvo relación de pareja y con las otras niñas nunca pasó nada y acusa como responsables a Jean Carlos y otros parrilleros.

La reflexión del Hogar de Cristo

Han pasado casi dos años desde el fin de la residencia Anita Cruchaga, por ello que el Hogar de Cristo hace una reflexión tras lo sufrido. Pero en Antofagasta también debieron cerrar otros de sus hogares producto de la acción de redes de explotación sexual comercial.

"Yo creo que el Hogar de Cristo no alcanzó a vislumbrar que su modelo técnico, toda esta recopilación de evidencias internacional, su preparación de equipo, no iba a ser lo que las niñas con más daño y necesidad iban a necesitar, lo creimos así pero en el corto andar nos dimos cuenta que nos sobrepasó el problema". declara Carlos Vöhringer, Director Técnico Nacional Hogar de Cristo.

Además declara que "evidentemente tenemos que hacer un mea culpa de eso y rápidamente capacitamos al equipo con una institución especializada en el abordaje de explotación sexual y mirar qué requiere el sistema”.

En un estudio publicado en marzo 2021, el Hogar de Cristo plantea la necesidad de generar la política pública con enfoque de género y una mayor especialización para trabajar en el trato y reparación de aquellas niñas y adolescente que vienen con historias de trauma.

No existe catastro oficial actualizado de cuantas son las víctimas de explotación a nivel nacional, se sabe que 1.073 menor de18 años fueron atendidos en el sename por este motivo.

En junio el Gobierno presentó un proyecto de ley que tipifica este delito como lo que es, también se busca erradicar del código penal erradicar el término prostitución infantil y cambiarlo por explotación sexual de una persona menor de 18 años.

La próxima semana el fiscal de Valparaíso, Alvaro Mansilla, presentará la acusación en contra de los dos imputados en el caso de las niñas del Anita Cruchaga iniciándose así el proceso de preparación para el juicio oral. Esta es una de las pocas investigaciones que llega a esta etapa del proceso.

En el caso de las niñas víctimas del Anita Cruchaga, "Sara" que tiene 18 años y vive en una residencia con el hijo que tuvo con Daniel, declara que "mi testimonio puede ayudar a miles de viñas que pueden estar pasando por esta situación, si me llaman a declarar para el juicio si voy porque me daño y siento que si no va nadie a declarar, va a quedar libre y no quiero eso".

Finalmente se informó que último reporte del Ministerio Público del 2020, indicó que el 7% de las causas son archivadas y solo una persona cumple condena de cárcel por los delitos asociados a explotación sexual comercial de niñas niños y adolescentes.

RELACIONADOS

"Te amo fue lo último que me dijo": las 5 frases que dejó la entrevista a Johanna Hernández, asesina de Nibaldo

Informe Especial: Depredadores al acecho, explotación sexual en la puerta de un hogar de niñas

Johanna Hernández aclara cobro del IFE desde la cárcel: "Toda la plata se la mando a mis hijos"