Saltar publicidad

Cerrar

estrés.JPG

Aprende a cuidar tu salud mental con estos consejos mientras dura la cuarentena

14/05/2020

Conoce cinco errores que normalmente se realizan en aislamiento y cómo superarlos.

El aislamiento social que se ha producido en todo el mundo desde que se comenzó a expandir el coronavirus ha hecho que las personas tengan que acostumbrarse a otro estilo de vida dentro de su hogar. Estar separado de amigos, trabajo y familia muchas veces puede pasar la cuenta al estado emocional de quienes se encuentran en confinamiento.

Dentro de esta situación, bastante ajena para la mayoría, hay ciertas tendencias que se repiten en las actitudes de los humanos y que de no remediarse pueden llevar a afectar la salud mental de cada uno.

Es por ello que psicóloga Pilar Valencia explica cuáles son, cómo debes evitarlos y qué hacer para lograr estabilidad emocional en tiempos de crisis mundial.

1) Negar la nueva realidad: el ser humano es un animal de costumbre, por lo que debes aprender a adaptarte a “esta nueva vida”. Si estás todo el tiempo anhelando el pasado y queriendo volver a lo que hacía antes, te generará mucho estrés. “Si te enfocas en cómo aprovechar lo que tienes en el presente, te ayudará a crecer y a sentirte más tranquilo con la situación", aconseja la especialista.

2) No saber administrar tu día: tienes más tiempo, que ganas de los traslados y reuniones sociales, pero estando todo el día en casa es muy fácil caer en la procrastinación (hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse). Tiendes a hacer lo que te sale más fácil, más rápido y dejas de lado aquello que necesita más concentración y energía. “Es clave que el día anterior programes el siguiente día y dejes para los momentos de la mañana y con más lucidez, las tareas más difíciles y que requieren más concentración, para luego hacer lo que se hace más fácil", recomienda Valencia.

3) Estresarte más de la cuenta: en momentos de crisis, es natural sentir estrés e incertidumbre, esto te produce angustia, miedo y otras emociones negativas. Sin embargo, si no eres capaz de controlar estos sentimientos, pueden afectar a tu cuerpo y te puedes enfermar. ¿Sabes qué le sucede a tu organismo cuando te enfrentas a situaciones de riesgo? “Cuando percibes un peligro, el cuerpo se pone en una actitud de lucha o huida por lo que moviliza grandes cantidades de energía y recursos para ´salvarse de la situación’”, explica la psicóloga, añadiendo que “si estás todos los días sintiendo estrés activas la hormona del cortisol, que en grandes cantidades y por periodos prolongados, daña tu organismo”. 

4) No ser consciente de tus pensamientos y emociones: es crucial que reconozcas lo que te sucede para poder mantener la tranquilidad y equilibrio. Si no eres consciente de tus emociones y no las elaboras, es muy probable que en algún momento somatices lo que actualmente estás viviendo. “Puedes sufrir trastornos de ansiedad, colon irritable, dolores de cabeza, insomnio, enfermedades a la piel, bajas defensas, accidentes, entre otras afecciones", señala.

5) No pedir ayuda: diariamente tienes que teletrabajar, criar a tus hijos, ayudarlos en sus clases online, ocuparte de las labores de domésticas, etc. Son varias tareas cotidianas que debes realizar y si no activas tu red de ayuda, se pueden desencadenar trastornos físicos y mentales debido a la sobreexigencia que implica cargar con todo solo.

La especialista también aconseja realizar ciertas acciones que de cierta forma ayuden a alivianar el tiempo de encierro que aun queda por pasar dentro de casa:

1. Crear hábitos que te ayuden: hacer ejercicio, regalarte momentos que te gusten como leer un libro o ver una película, comer algo rico, hablar con alguien que quieres, darte un baño de tina, etc. Estas pequeñas acciones pueden hacer la diferencia entre un día ameno y uno negativo.

2. Tomar consciencia de lo que piensas y sientes: si reemplazas los pensamientos que te entristecen por pensamientos positivos, y además aceptas que estás haciendo lo mejor que puedes con lo que tienes, te sentirás más equilibrado emocionalmente.

3. Medita y concéntrate en tu respiración: la meditación tiene una infinidad de beneficios, ya que mejora tu salud física y mental. Comienza con un minuto al día (existen muchas app que te ayudan a hacerlo) y verás cómo te empiezas a liberar del estrés y las preocupaciones.

RELACIONADOS

10 consejos para manejar el estrés y el temor en el personal de salud

Consejos para realizar una compra segura en tiempos de coronavirus

'Pay de limón': El perro activista que sobrevivió a las torturas de cartel mexicano