Eres lo que comes

¿Sabías que la comida chatarra cambia tu estado de ánimo?

Sabemos que la comida rápida no es buena, pero hay que reconocer que es deliciosa. Aunque después de saber lo que hace con tu ánimo pensarás dos veces antes de agrandar tu combo.

Por: TVN. CL

03/08/2018

¿Sabías que la comida chatarra cambia tu estado de ánimo?
,

¿Si tienes un mal día piensas en salir a comer algo rico? ¿Cuándo quieres celebrar algo organizas de inmediato una salida a comer? ¿Cuándo peleas con tu pareja te desquitas comiendo dulces? Si respondiste sí a todas, ten cuidado porque esto puede afectar negativamente a tu estado anímico.

La comida chatarra es la favorita de muchos y esto queda claro en la encuesta Adimark en la que concluye que  41% de los chilenos consume comida rápida al menos una vez por semana.

Dentro de los alimentos más dañinos están las papas fritas y las bebidas azucaradas. Esto debido a que la grasa y el alto nivel de azúcar de las gaseosas elevan las conductas depresivas. Si eres una amante de las papas y no te imaginas una vida sin ellas, existe la opción de cocinarlas en el horno.

A su vez, los queridos completos son un enemigo férreo del positivismo. Los embutidos por su preparación alta en sal, grasa y azúcar causan de inmediato una sensación de cansancio, fatiga, pesadez y mal humor. Además, el pan y los aliños hacen que el ánimo decaiga más rápido.

 

Si pensabas que la azúcar y los postres era sinónimo de felicidad, lamento romper tu corazón porque los endulzantes artificiales y lácteos altos en grasas frenan la producción de la serotonina, provocando ansiedad e incluso depresión.

 

La revista Appetite publicó un artículo que dice que la personalidad de cada uno está relacionado con lo que comemos.

* Una mayor predisposición a vivir nuevas experiencias está asociada a un mayor consumo de frutas y vegetales, y menor consumo de carne y refrescos.

 

* Las personas sociables y de buen trato muestra un menor consumo de carne y productos cárnicos.

* La neurosis (trastornos y manías obsesivas) están ligados al abuso de alimentos azucarados debido a la influencia de las emociones en los hábitos de consumo.

Un consejo es tener horarios para comer y no dejarse influenciar por las emociones. A su vez, preferir alimentos con Omega 3, alimentos dulces como las frutas y el chocolate (alto en  cacao y bajo en grasa). Este último ayuda a estar de buen humor y tiene una relación sicológica que hace que el cerebro perciba el chocolate como un premio.

 

 

Relacionados