La Selección Chilena ingresó al recinto de San Petersburgo con tranquilidad, a la espera del encuentro contra Alemania por la final de la Copa Confederaciones.

,

Un risueño Gonzalo Jara y un concentrado Claudio Bravo bajaron del bus para dirigirse al estadio. Con audífonos, el plantel ingresó para prepararse en los minutos previos de la esperada final frente a los germanos. El saludo de Arturo Vidal demostró la tranquilidad que se vive antes del partido.