Pese a ir perdiendo ante los oceánicos se logró emparejar un duelo difícil, y Chile sacó pasajes a Kazán.

,

Pudo ser peor. La Selección Chilena obtuvo en un trabajado duelo la clasificación a las semifinales de la Copa Confederaciones Rusia 2017, gracias al empate 1 a 1 contra Australia en el Estadio del Spartak de Moscú.

Si bien la Roja tuvo el control del partido en largos pasajes, por momentos se vio con muchas dudas y le faltó profundidad para llegar a la portería de los oceánicos. Cosa que aprovechó el rival llegando en reiteradas ocasiones y teniendo el contraataque como su principal arma. Aunque utilizaron mucho su fuerza física y recurrieron muchas veces a las infracciones.

De hecho, el volante de Chile, Charles Aránguiz, recibió un par de fuertes faltas, entre ellas la de Tim Cahill en los 33 minutos del primer tiempo, y que solo recibió tarjeta amarilla. El jugador nacional no reingresó al campo luego del entretiempo, para resguardar su integridad tras la patada.

El príncipe sufrió una dura infracción del experimentado jugador oceánico, que solo recibió amarilla.

 

En los 42 minutos los 'Socceroos' instalaron la sorpresa en la capital rusa, después de una perdida de balón en mitad de terreno los australianos se fueron con todo y, el pase de Kruse dejó solo a James Troisi que la levantó por encima de nuestro portero, Claudio Bravo, y anotó el primero del partido. Así terminó la primera fracción con un gusto amargo y con un equipo bajo anímicamente.

 En una sorpresiva jugada de los australianos, James Troisi ingresa en terreno chileno y anota el primer gol a los 42' del primer tiempo.

Al complemento la selección de nuestro país saltó al terreno con dos cambios: Pedro Pablo Hernández ingresó por un golpeado Charles Aránguiz, y Martín Rodríguez, que fue clave para el resultado, hizo lo propio por José Pedro Fuenzalida que cedió su lugar.

La Roja siguió intentando vencer la resistencia de Mathew Ryan y logró a los 67', después de una gran jugada colectiva entre el propio Rodríguez, Vidal, Alexis y Mena, este último lanzó un centro que terminó con Vargas habilitando a Martín que definió de forma magistral para marcar el empate.

La Roja armó una gran jugada colectiva y teminó con la anotación del delantero que había entrado unos minutos antes.

Chile comenzó a tener más protagonismo y profundidad, fue así como el anotador del único tanto para nuestro país, estuvo muy cerca de dar vuelta el marcador minutos más tarde, pero su disparo salió ancho.

Finalmente, se sacó un difícil empate que clasificó a la Roja a la ronda de los cuatro mejores del torneo, pero en la segunda posición del grupo B con cinco unidades, por lo que deberá enfrentar a Portugal este miércoles a las 14:00 (hora chilena), en el Kazán Arena.