"Apoyemos al compañero, pase lo que pase y nos vamos con la cabeza en alto". Con estas alentadoras palabras, el capitán de la Selección Chilena motivó a sus compañeros a darlo todo en la tanda de penales que definiría el paso a la final.

,

Sin duda, Claudio Bravo lleva bien puesta su jineta de capitán. En el partido ante Portugal, cuando todo era nerviosismo ante una nueva instancia de penales, el portero chileno se reunió con sus compañeros e hizo un llamado a darlo todo y les aseguró que sin importar el resultado, "se sacaba el sombrero ante todos".

Luego de esto, el arquero de La Roja se lució con tres tapadas que le dieron el triunfo a Chile y aseguraron su paso a la final.