Un grupo de panaderos chilenos, recorren el mundo apoyando a la selección y preparan empanadas para hacer sentir a todos los hinchas como en casa.

,

Estos hinchas de la Marea Roja, venden en cada ciudad que visitan ricas empanadas para poder solventar sus gastos y además acercar a Chile a los hinchas que decidieron salir de casa para apoyar a La Selección.

En el restorant Cuba Libre de Kazán, preparan y venden alrededor de 300 empanadas a 200 rublos, algo así como dos mil pesos chilenos. Con sus ricas preparaciones causan furor entre los hinchas y las venden rápidamente.