Sin duda, es un premio que se merece. Claudio Bravo recibió el guante de oro en la Copa Confederaciones y se consagra como el mejor arquero del torneo.

,

A pesar de que estuvo fuera de las canchas por casi dos meses y que no partió jugando la copa, las brillantes actuaciones del portero nacional, Claudio Bravo, recibieron los elogios en el estadio de San Petersburgo, donde se hizo acreedor del guante de oro, por ser el mejor arquero de toda la Copa Confederaciones.