El técnico de la Selección Chilena se refirió al ajustado resultado de Chile frente a Australia en la última fecha de fase de grupos de Copa Confederaciones.

,

Juan Antonio Pizzi aseguró que no subestimaron nunca a Australia y que el nivel del rival no influyó en la decisión de los jugadores que entraron a la cancha. Dice que por diferentes circunstancias debió hacer cambios en el equipo, pero sin que se afectase el juego.

Con respecto a la ausencia de Gary Medel y Jean Beausejour en el campo de juego, Pizzi asegura que ambos jugadores terminaron muy resentidos tras el partido con Alemania, por lo que no se podía esperar de ellos un alto rendimiento y los reemplazantes dan garantías y responden bien en la cancha.

El juego colectivo y la presión del equipo australiano fue lo que más complicó a Chile, que sólo logró convertir un gol en el segundo tiempo del encuentro. "El equipo rival no nos permitió desarrollar el juego que habitualmente hacemos", la selección no logró asociarse de buena manera ni lograr la posesión del balón, por lo que se vieron superados por los campeones de Asia.

Aunque el resultado no era el esperado, el técnico quedó conforme con la actuación de Chile que logró la clasificación a semifinales y deberá enfrentar a Portugal el próximo miércoles 28 de junio a las 14.00 horas, pero aseguró que "fue un partido muy incómodo".

Además, el técnico se refirió al próximo rival de Chile, al retorno de Claudio Bravo en la portería y a la preocupante situación de Charles Aránguiz.