La Roja batalló, pero sintió el golpe y no pudo sobreponerse al gol de Lars Stindl en los primeros minutos.

,

A sacar lecciones. La Selección Chilena perdió en la gran final de la Copa Confederaciones por 1 a 0 contra Alemania, y no pudo quedarse con el ansiado trofeo. Pese a ser el gran dominador del partido, al tener el control del balón y más intentos al arco contrario, no tuvo la eficacia en la definición como lo lograron los teutones.

De hecho la Roja los primeros 15 minutos del compromiso no dejó jugar a los europeos, instantes en los que protagonizó llegadas claras con Vidal y Aránguiz en doble instancia. Luego fue Vargas que intentó a los 12', pero como toda la noche, Ter Stegen se hizo grande y cubrió bien su arco. A los 18' Vidal sacó un gran remate pero el arquero alemán se lució, dejó el rebote y Alexis lo perdió.

Pero a los campeones del mundo solo les bastó visitar una vez el arco chileno y marcar. Marcelo Díaz perdió un balón con la presión de Timo Werner, y este dejó solo frente al arco a Lars Stindl, quien empujó el balón y anotó el primero a los 20'.

Cuando Chile era absoluto dominador del partido, Alemania aprovechó un error de Marcelo Díaz al borde del área para anotar en el arco de Claudi Bravo.

 

La escuadra de Juan Antonio Pizzi  siguió buscando, pero no encontró buena definición y la joven Alemania llegaba de contra. De hecho, los europeos desde el gol tuvieron las más claras. A los 35' la tuvo Goretzka pero disparó desviado aunque el balón pasó muy cerca, después Draxler y también pasó cerca. La más clara fue en el 44' pero Bravo le dijo que no a nuevamente a Goretzka.

Durante el segundo tiempo la selección salió con todo por el empate, pero la cerrada defensa del rival le impidió ese objetivo. A los 65' Jara golpea con un codazo a Werner, y el árbitro le puso solamente amarilla luego de revisar el VAR, pero bien pudo haber sido expulsado.

En los últimos 20 minutos de partido el 'equipo de todos' estuvo muy cerca del empate con cuatro oportunidades importantes. Vargas (73'), Vidal (75'), un remate arrastrado de Aránguiz que hizo lucirse a Ter Stegen (79') y Sagal, quien estaba frente al arco y la mandó a las nubes (84').

La última ocasión de relevancia la tuvo Alexis con un tiro libre impecable que lanzó al palo del guardametas alemán, pero este nuevamente volvió a volar y mantuvo la ventaja mínima con la que los blancos ganaron el galardón de Campeón de Copa Confederaciones.

El ánimo de los jugadores luego del partido era de suma tristeza por no alcanzar el objetivo, pero ahora tendrán vacaciones para buscar la meta de clasificar a la Copa del Mundo Rusia 2018, y esta vez gritar ¡CAMPEONES!