Desde el Museo del Ilusionismo en Kazán, Karen Doggenweiler nos demuestra que sí es posible tener la casa y el mundo al revés.

,

¿Te imaginas despertar y tener tu casa al revés? Esto le pasó a Karen Doggenweiler en Rusia, pero no en su hogar, sino que en el Museo del Ilusionismo en Kazán, donde los visitantes pueden disfrutar sacándose fotos con los muebles que están pegados al techo.

Elongando en Kazan! #sinmiedo #tvn #chile

Una publicación compartida de Karen Doggenweiler L. (@karendtv) el