Ángel guardián de niños que debe volver a completar su trabajo con uno de esos niños que se descarriló en el camino: Gaspar (Benjamín Vicuña).

,

Inocente, buena persona, bueno para hacer amigos y con muchas inquietudes sobre lo que se sienten los humano, por lo que muchas veces se siente desadaptado en el cielo. Tendrá la importante tarea de demostrarle a su protegido que ya tiene todo para ser feliz. Finalmente si no cambia, no solo Gaspar irá al infierno, sino que él habrá fracasado como ángel.