Podría haber sido una reunión de negocios como cualquier otra, más formal y sin problemas. Pero no, Celeste tenía que darle su toque y todo terminó en escándalo.

,

Celeste llegó atrasada a juntarse con Manuel y, muy en el estilo de Celeste, conoció a Manuel de la peor forma posible.

Mientras Manuel entretenía a un niño con su diábolo y clavas, Celesto aplastó su monociclo y lo dejó como pandero. Todo terminó en una gran discusión y, a pesar de que pelearon mucho rato, Manuel igual expondrá en su tienda.