El mal estado de ánimo de Raquel le jugó una mala pasada y podría perder a su hijo.

,

La doctora tiene miedo de que su embarazo se vea interrumpido y no pueda ser mamá junto a Igor. Los síntomas de pérdida son evidentes y deberá cuidar su salud y la de su hijo.

Raquel, aprovechó el momento de decirle a Igor que la culpa es de la relación que él mantiene con Ángela.