Raquel tuvo la oportunidad de su vida para confesarle a Igor que había perdido a su hijo, pero no, decidió seguir adelante con la mentira y todo por su celos obsesivos.

,