No puede borrar de su cabeza la imagen de Ángela e Igor besándose en la plaza y, tampoco puede actuar normal porque los celos y el orgullo son más fuertes que él.

,

Primero fue Edna quien tuvo que aguantar su rabia por lo que había visto, pero cuando fue Ángela a darle explicaciones, todo empeoró y la colombiana terminó renunciando.