Pedro no lo pensó dos veces y le dio el trabajo a su vecina, pero aún tenía una duda pendiente.

,

Ángela necesita más tiempo para estudiar pero aún así necesita trabajar. Y aunque se tragó todo su orgullo y los celos que a veces la atacan, fue a hablar con Pedro para pedirle trabajo. Él accedió de inmediato, pero quería saber por qué ella se había enojado tanto al verlo junto a Trinidad, y aunque ella no logró decirle nada, él entendió que es porque siente cosas más allá de una simple amistad. Debido a esto, Pedro debió dejarle las cosas claras a su nueva trabajadora y le explicó que su relación de ahora en más no será de amigos y que ella lo debe respetar como jefe.