Marta quedó anonadada al ver a su hija con Manuel y a celeste no le importó nada. La rebeldía se apoderó de ella.

,

Marta llegó de sorpresa a la casa de Pedro junto a sus niñitas y, como era de esperarse, se sorprendió al ver a James en el almacén. Pero más sorprendida quedó cuando vio a su hija con Manuel.

Sin embargo, a Celeste ya no le importa nada  -sólo su felicidad - y le dijo a su mamá que estaba saliendo con él, que era una buena persona y que no lo juzgara por su apariencia.