Igor tenía algo pendiente con Pedro y no sólo por el respeto que le tiene porque son vecinos, sino porque son amigos hace mucho tiempo y ambos comparten el mismo amor.

,

Al verse atrapado y muy triste por lo que le dijo Ángela, Pedro acudió a Igor para buscar una palabra de aliento. Pero Igor no sólo le entregó eso, ya que luego de enterarse que Ángela se va de Chile, de que "aún está enamorada de Raúl" y que "está embarazada", él de inmediato pensó en que todo era una mentira y le dijo a Pedro que no bajara los brazos.

Sabe que la situación es difícil, y aunque él sienta mucho cariño po la colombiana, sabe que ellos están destinados a estar juntos y sabía, desde un comienzo, que Ángela estaba muy enamorada del Gringo y ella de él, por lo que no le queda más opción que alentarlo a seguir adelante y a jugársela por la persona que ama.