Felipe está hasta el cuello con sus deudas, pero como no quiere seguir pidiéndole plata al banco, esta vez recurrió a una persona muy cercana.

,

Tras pasar un mal rato con sus suegros, Felipe se decidió a saldar sus deudas, pero como tiene compromisos con muchos bancos y nadie le presta plata, tuvo que ir a ver a Raquel para ver si ella, en honor a sus años de relación, podría ayudarlo. Lamentablemente para ella, accedió a prestarle 3 millones de pesos, pero de aquí a que se los pague...