El actor chileno ha desarrollado su carrera profesional en mercados tan potentes como Estados Unidos, Colombia y México. Tras su paso por "Caleta del Sol" Vivanco regresa al país para ser la ex pareja de Ángela en "La Colombiana".

,

“Nadie es profeta en su propia tierra”, así sentencia el dicho popular que ejemplifica lo que ha sido la trayectoria profesional del actor Gonzalo Vivanco, quien un día decidió probar suerte en el extranjero y lo consiguió con creces.

Gonzalo Vivanco nació en Santiago de Chile hace 42 años. Tuvo una infancia y adolescencia bastante nómade, ya que vivió en Argentina, Ecuador, Venezuela y Estados Unidos. Fue en este último país donde Vivanco descubrió su pasión por la actuación.

En Chile quiso iniciar su carrera como actor e ingresó en 1996 a la Escuela de Talentos de TVN. Vivanco recuerda de aquella época que “estuve trabajando para el canal haciendo pilotos, pero no pasó mucho. Para mí fue una buena experiencia porque aprendí de mucha gente y conocí lo bueno y lo malo de la televisión”.

-¿Por qué decidiste irte fuera de Chile y específicamente a Estados Unidos?

- Por un tema de oportunidades. Tenía un sueño una ilusión, tenía una maleta llena de metas y en ese momento las cosas eran distintas acá, la gente no probaba con los nuevos talentos y me fui fuera del país. En Estados Unidos se me dio la oportunidad de trabajar porque había hecho un casting para Discovery Channel y quedé pero a la productora no le fue muy bien. Después busqué oportunidades por otros lados, empecé a conseguir un manager e hice casting. Fueron casi seis años de mucha entrega y de agradecerle a Dios por todas las bendiciones que me ha dado.

-¿Qué fue lo más difícil de esa experiencia?

-Dejar a mi familia, Me he perdido momentos importantes, muertes, bautizos y nacimientos. El estar lejos en los momentos más difíciles de mi gente. Me alejé de todo eso y no compartí la enfermedad de mi madre, el divorcio de mi hermano, la muerte de mi primita que era como una hija para mí. Eso para mí ha sido muy difícil y ahora el universo me está dando una nueva oportunidad para resarcirme por los momentos en los que mi madre me necesito y compartir con mi abuela, que me crió.

A la conquista de América

En 1999 Gonzalo Vivanco decidió dar el gran salto y se fue a Estados Unidos a probar suerte, como también lo hicieron los actores Cristián de la Fuente y Felipe Viel. Al principio, las cosas no fueron fáciles, ya que estuvo mucho tiempo sin trabajo y vivió hasta en un auto. “Tuve momentos súper complicados y difíciles pero los he vivido como pruebas. Hoy lo recuerdo y pienso en que salí adelante bendecido por Dios”.

Pero gracias a su persistencia y profesionalismo logró el reconocimiento internacional. Ha trabajado para las cadenas Telemundo, Univisión y Fox, y en más de 20 producciones dramáticas, entre ellas las teleseries “Mi último matrimonio feliz”, “Gata Salvaje”, “Acorralada” y las series internacionales “Lynch”, “El capo” y “Kdabra”.

- ¿Cuáles son los papeles que recuerdas con más cariño?

-Mira, hay papeles que te dan un reconocimiento en el público y te metes en la retina de la gente, pero recuerdo con gran amor todas esas veces que actué de “detectives 1, 2”, policía con parlamento (risas) porque son cosas que te hacen crecer y te dan “un poco más de carne” a ti como actor y como persona. Si me preguntas, en “El Último Matrimonio Feliz” tenía un personaje maravilloso porque por primera vez actué de chileno. En las otras teleseries hice de mexicano, venezolano, argentino y ese papel me llenó de orgullo porque hablaba de mi país, de los vinos y de los poetas en Colombia. Mi personaje “Vicente de los Ríos”, era el protagonista que venía a salvar la vida de una chica maltratada por su marido. El nombre del personaje lo elegí yo porque mi mamá había soñado que todo el mundo me decía “Vicente del Río” y quedó así.

-¿Qué es lo más difícil de trabajar en el extranjero?

-En Colombia trabajas para distintos mercados de Latinoamérica y cada uno de ellos tiene códigos distintos. Existen lenguajes neutros donde tú hablas de una forma o de otra. También es distinto trabajar en series que en telenovelas porque cada una tiene un tono distinto… Acá se dice teleseries… (risas). En Colombia se trabaja mucho, los horarios son más fuertes y puedes llegar a grabar 14-15 horas diarias, al igual que en Estados Unidos. En México el horario es más establecido. Gracias a Dios hay muy buenos directores y te van guiando para donde quieres llegar y me ha tocado trabajar con grandes figuras internacionales, la verdad es que estoy súper agradecido de Dios por eso.

Los sueños sí se cumplen

A pesar del reconocimiento y la fama internacional, especialmente en Colombia donde Gonzalo Vivanco está radicado y vive junto a su mujer, la actriz Geraldine Zivic y su pequeña hija Julieta, el actor tenía un sueño pendiente: actuar en su país. Gonzalo Vivanco regresó a Chile para participar de Caleta del Sol y, tras esa participación, vuelve para convertirse en la ex pareja de Ángela en La Colombiana.