Ángela pasó un pésimo día en el trabajo y luego en su casa. Primero tuvo que aguantar ataques xenofóbicos y, una vez que llegó a su casa, la fueron a ver los agentes de inmigración debido a una acusación contra ella. Claramente sus papeles estaban al día y Ángela tiene la gran sospecha de que Raquel está detrás de todo esto.

,