El duro golpe que recibió en su cabeza por parte de Raúl lo dejó inconsciente y Ángela teme lo peor.

,

Después que Raúl golpeara fuertemente a Pedro, salió arrancando de la casa de Ángela e Igor salió tras él para detenerlo. Pero a Ángela ya no le importaba lo que le pasara a él o si alguien lo detenía, ella sólo pedía ayuda desesperada porque su vecino no reaccionaba.

Una vez que llego la ayuda, Ángela lo acompañó hasta el hospital donde quedó internado en la UTI y ella quedó desesperaba llorando por él.