Como no pudo llevarse a Julito del colegio, insistió en raptarlo y se metió en la casa de Ángela para llevárselo.

,

Raúl amenazó a Ángela y le dijo que sí o si se llevaría a su hijo. Ella quedó muy asustada pero no quiso hacer la denuncia ante Carabineros. Sin embargo, Edna se armó de valor y fue a hacer la denuncia para proteger a su amiga y su hijo.

Lamentablemente no llegó a tiempo, porque Raúl ingresó "a la mala" a la casa de Ángela y nuevamente intentó llevarse a Julito, sólo que esta vez Pedro lo detuvo, y en un intento por detenerlo, Raúl lo atacó y le pegó muy fuerte en la cabeza dejando al gringo inconciente.