Raúl le dijo que volvió por Julito y siente un gran dolor porque Ángela no lo buscó durante tres años. Ella sólo quiere huír y no quiere que él se acerque.

,

Ángela iba escapando cuando Raúl llegó a su casa. Ella trató de hablar con él lo menos posible y sin darle explicaciones de nada. Sin embargo, no logró alejarlo de su casa y él se quedó rondando en el sector esperando a que Julito regrese mientras que Ángela quedó desolada llorando asustada.

Gracias a un llamado de Edna, Pedro llegó a consolar a Ángela y le dijo, con una fuerte convicción, que nada malo les pasaría porque él se encargaría de protegerlos.