Trinidad se cansó. Perdió la paciencia y la más perjudicada de todo fue Ángela, quien se ganó la ira de la ex esposa de Pedro.

,

Trinidad llegó muy temprano a la casa de Pedro para saber cómo estaba con las lluvias y se encontró con la noticia que Julito había pasado la noche con él. Ella se molestó mucho y pensó que Ángela también se había quedado.

Pedro le pidió que parara con sus celos, que no iba a sacar nada si no cambiaba de actitud. Sin embargo ella no piensa en cambiar, y para peor, se encontró con Ángela y la amenazó con traer de vuelta al papá de Julito.