Para Raquel es muy difícil tener que trabajar junto a Ángela, pero más difícil es para la colombiana tener que aguantar los malos tratos de la doctora.

,

Ni Ángela ni Raquel quieren trabajar juntas, pero no hay nada más que ellas puedan hacer ya que ninguna puede perder su trabajo. Es por eso que Raquel le dijo que la siguiera, pero no respondería a ninguna de sus preguntas.

Cuando ambas atendieron a su primer paciente, se notó de inmediato la diferencia entre cada una de las doctoras, y obviamente Ángela tuvo su recompensa por ser tan gentil.