Luego del paseo con Ángela, Pedro llegó con otro aire a su almacén y Edna se lo hizo notar. ¿El amor tocó la puerta del Gringo?

,

Ángela pasó por un muy mal momento provocado por el estrés y por estudiar mucho. Es por eso que Pedro la ayudó con Julito y le dio libre en el trabajo para que descansara.

Ella aprovechó muy bien sus días de descanso y, a penas pudo, quiso salir a pasear con su hijo. Lo que no esperaba era que Pedro se sumara a este paseo y ella, sin dudarlo, le dijo que si.

Al volver al almacén, Edna notó que ambos estaban muy contentos y no dejaban de mirarse y eso sólo significaba una cosa. El amor tocó sus corazones y ya nada será igual.