El destino se está encargando de favorecer a Ángela, pues una de sus amigas del Hospital está dispuesta a declarar como testigo y decir que vio a Raquel robando medicamentos del establecimiento.

,

Al fin llegará el día de la verdad. Ángela tiene las pruebas a su favor luego de que una de sus amigas le confesara que vio a Raquel sacando medicamentos del Hospital. Esta situación le ayudará a la colombiana a demostrar su inocencia y que Trinidad y Raquel paguen por el delito cometido.

Además, Silvia volvió a casa y su padre la estaba esperando con los brazos abiertos. El único traspié para don Erick es que ya sospecha de que su ex mujer no está enferma y todo es una mentira para acercarse a sus hijos.

Mientras que Trinidad sigue actuando sin pensar. Echó a Celeste de su casa y sigue planeando la forma de eliminar a Ángela de su vida, incluso, piensa en dañar a Julito.