Se le acabó la felicidad a Bruno ya que Nina y Diego descubrieron lo que él había hecho para separarlos.

,

Diego no se dio por vencido e insistió con Nina. la fue a ver a la tienda para que hablaran y aclararan que ambos habían sido una víctima de Bruno.

Fue mientras hablaban que Nina se dio cuenta que su hijo le había sacado una copia a las llaves de la casa de Diego y fue él quien llevó a la mujer para inventar todo.

Tristemente, por Bruno, su mentira no pudo seguir y ahora tendrá que aguantar un buen reto de su mamá.