Trini tiene aburrida a sus hijas. Ellas no quieren estar ahí y les duele que su mamá no deje de manipularlas sólo para su beneficio.

,

A Pedro le dieron el alta y llegó con Trinidad a  su casa. Lo que ninguno de los dos sabía era que al gringo le tenían una sorpresa todos los vecinos para darle la bienvenida. Pero como Trini es tan pesada, los echó a todos en muy poco tiempo.

Sin embargo, recibió una dura crítica de su hija Sofía, quien la trató de egoísta y que no piensa en ellas. Cuando Pedro quiso saber qué pasaba, Trini no dejó hablar a Sofi y ella quedó muy mal.