Luego de saber las condiciones de la herencia, Gulfem sintió que su padre la castigó por lo que hizo en el pasado.

,

Con su llegada le vinieron a la mente muchos recuerdos de su infancia, y esto provocó que la culpa la consumiera.

Cuando supo que su papá la obligó a quedarse en la mansión, supo que él nunca la perdonó por querer matar a Cihan cuando era una niña.