No fue fácil, fueron muchas horas de operación e incluso perdió mucha sangre, pero los médicos lograron cuidar de ella y Ema superó la operación para poder vivir tranquila.

,