Pasó un día de la desagradable noticia y Vilma aún no puede superar el dolor de haber sido estafada. Está confiada en que algo pasará para no perder la picada, pero la situación es muy difícil. Sólo tendrá que saber asesorarse.

,