Llegó el día de la actuación de la Amparito y Antonio con su familia llegaron al colegio a verla. Sin embargo, mientras Antonio y Ema conversaban banalidades, Úrsula apareció haciendo una escena de celos digna de un Óscar. Está bien, sus celos son muy justificados, pero a veces se le pasa la mano y no mide las consecuencias.

,