Genaro accedió sin problemas a que Amparito fuera una vez a la semana a la picá' de la Vilma, pero el acuerdo se tiene que cumplir al pie de la letra o el acuerdo se rompe. Todo bien por ese lado, pero Genaro tenía una carta bajo la manga. Si Ema quiere que él se vaya, tiene que confesar la verdad. ¿Lo hará?

,