Tras haber tomado la decisión de dejar a Felipe, Vilma no podía dejar de estar triste. Sin embargo, su hermano fue a hablar con Vitoco para que él tomara cartas en el asunto. No podía dejar las cosas así y menos permitir que Vilma, la mujer que tanto ama, esté triste.

,