Tras enterarse que Antonio será padre con Úrsula, Ema sólo atinó a encerrarse en su pieza con su amiga y llorar para botar la rabia. Ella quiere ser la madre de ese hijo y ya no sabe qué hacer.

,