Por más que Ema trató de convencer a su esposo que no estaba bien recurrir a las amenazas, él logró lo que quería. Ema habló con Antonio y él accedió a que Genaro se fuera con Amparo a Disney. Sin embargo, seguirá haciendo lo imposible para que su hija nunca sepa la verdad.

,