Primero fue Antonio quien le ofreció ayuda, pero Ema lo dejó. Genaro también quiso ayudarla y le ofreció un tratamiento en el extranjero, pero Ema también lo rechazó. Ahora vino su amiga Denise, quien le ofreció un tratamiento alternativo - algo más espiritual -, pero tampoco logró convencerla. ¡Ema no quiere luchar por su vida!

,