No quiere nada. El difícil momento que pasa Ema la tiene completamente cegada y no quiere recibir ayuda de ningún tipo.

,

Ella insiste en que no quiere someterse a ningún tipo de tratamiento e, incluso, no acepta el apoyo de sus más cercanos. Está convencida que la mejor forma de enfrenar su enfermedad es estando sola.