Los Flores, resignados, armaron sus maletas, embalaron todas sus cosas y cargaron el camión para dejar atrás el sueño de toda la vida. Genaro les quitó su casa y su fuente de trabajo. Pero prometieron regresar.

,