Ya que nada hacía cambiar de parecer a Genaro, Denise no tuvo más opción que contarle la verdad a su amiga. Ella llamó a Ema para que se juntaran y, aunque al principio pensó que Denise estaba exagerando, se terminó enterando de una cruda verdad.

,