Ema llegó hasta la casa de Antonio desesperada porque no quiere alejarse de Amparo. Ahí, y tras las bellas palabras de él, Ema lo besa sin pensar. Lo que ella no esperaba era que Antonio se la jugara e hiciera una importante pregunta.

,