Ema trató de conversar con su hija, pero Amparito no la quiere ver. Genaro tampoco ayuda mucho, ya que insiste en que Ema tiene la culpa de todo y no deja de humillarla y tratarla mal por enamorarse de Antonio.

,