Llegó la hora de la verdad para Ema, se armó de valor y le confesó a su hija que sus padres se separaron y que no vivirán juntos. Ella sintió un gran dolor, no quiere que Genaro se vaya de la casa. Además, Antonio no quiere seguir engañando a Úrsula, y le confesó que se juntó con Ema.

,