Cristóbal jamás pensó que se encontraría con Genaro justo en el momento que quería arrancar con los 40 millones de pesos. Sin embargo, perdió pan y pedazo, ya que Genaro le dijo que no lo demandaría, pero que tendría que dejar el país sólo con la ropa que llevaba puesta.

,