Después de que Ema no contestara las llamadas de su marido, Genaro se propuso ir a buscarla y confirmar sus sospechas de una vez por todas. Su sorpresa fue mayor cuando descubrió que Ema no estaba en el hogar. Enfurecido encaró a la "Piki Piki" y, como no obtuvo una respuesta, la despidió de la casa.

,