Tras su matrimonio con Úrsula, Antonio no puede dejar de pensar en Ema, pero su señora ahora quiere ir más allá y ya piensa en los niños. Por otro lado, Ema insiste en que Amparo debe saber quien es su padre biológico, pero Genaro se niega.

,